Quemadura de segundo grado

La quemadura de segundo grado afecta las dos primeras capas de la piel: la epidermis y la dermis. Al igual que las quemaduras de primer grado presentan enrojecimiento de la piel, dolor e inflamación.

SuSíntomas de una quemadura de segundo grado aspecto es casi siempre mojado o húmedo. También suelen aparecer ampollas y el dolor es mas intenso. Este tipo de lesiones generalmente deja cicatrices.




Las quemaduras de segundo grado son más profundas y se pueden clasificar en dos grupos:

Quemadura de segundo grado superficial

Las cuales se reconocen porque:

  • Destruyen la epidermis que es la capa superficial de la piel y traspasan a parte de la segunda capa llamada dermis.
  • En este tipo de quemaduras no se presenta daño en las capas mas profundas.
  • Tampoco se ven comprometidas las glándulas productoras de grasa o las glándulas sudoríparas.

Cuando estamos seguros de que la quemadura es de segundo grado superficial podemos aliviarla en casa (véase primeros auxilios).

Quemadura de segundo grado profunda

En este tipo de quemaduras el paciente suele perder la piel hasta llegar el caso de presentarse carbonización.

  • Se presentan daños en las glándulas sudoríparas o las glándulas productora de grasa.
  • En estos casos se aconseja no tratar al paciente con remedios caseros, es recomendable buscar ayuda profesional de forma inmediata.
  • Este tipo de lesiones pueden ser causadas por líquidos calientes o alguna sustancia química.

Síntomas de una quemadura de segundo grado

Se presenta mucho dolor y aparecen ampollas que en ningún caso se tienen que dañar, pues el líquido que contiene la ampolla protege la herida de gérmenes e infecciones. La piel se torna rojiza y dependiendo de la gravedad su tonalidad va cambiando hasta tornarse carbonizada. A diferencia de las quemaduras de primer grado, estas presentan herida y la piel se torna con un aspecto húmedo.

Como limpiar una quemadura de segundo grado

Lo más recomendado en estos casos es enfriar la herida bien sea mojándola o sumergiéndola en agua fría, al menos durante 5 minutos de esta manera se mantiene limpia  la zona afectada y se evitan infecciones.

En lo posible se debe intentar evitar tocar las heridas, lo ideal es mantenerlas húmedas haciendo uso de vendajes mojados que se cambiaran periódicamente.

Como tratar una quemadura de segundo grado

Cuando se trata de una quemadura de segundo grado superficial es necesario usar un antibacteriano para evitar una posible infección puesto que ha sido destruida la barrera cutánea. En estos casos son recomendables las cremas que contengan povidona yodada, neomicina entre otras (véase cremas para quemaduras).

la crema elegida se puede usar combinada con aceite de rosa de mosqueta la cual ayuda a mantener la piel hidratada, además regenera y cicatriza.

Es aconsejable mantener la herida vendada, renovando los vendajes dos o tres veces al dia, cada vez que se renueva el vendaje se lava la herida con agua tibia o suero y se vuelven a aplicar los ungüentos, al cabo de unos días de repetir con juicio esta operación se observa el estado de la herida y si no presenta riesgo de infección se pueden dejar de usar los vendajes.

Si se presenta mucho dolor podremos suministrar al paciente ibuprofeno o acetaminofén.