Cómo curar una quemadura

Las lesiones más frecuentes del hogar son las quemaduras, es muy normal que cuando estés cocinando, planchado o simplemente tengas tomas de corriente sin protección, tu o cualquier miembro de tu familia pueda sufrir algún tipo de quemadura.

Cuando algún miembro de tu familia sufre cualquier tipo de accidente es muy normal que entremos en pánico sin saber cómo actuar, lo más recomendable en estos casos es tratar por todos los medios de recuperar la calma, respirar profundamente tres veces y pensar con sensatez como tenemos que actuar.    

curar quemadura

A continuación te guiaremos a actuar adecuadamente al encontrarte con una quemadura; te diremos qué hacer, pero más importante aún, también te diremos qué no hacer bajo ninguna circunstancia ante una lesión causada por cualquier fuente de calor o frío extremo.

Antes de hacer nada es importante percatarse del grado de la quemadura en cuestión, pero podemos estar de acuerdo que en cualquier quemadura lo primero que debemos hacer es lo siguiente:

  1. Si los complementos como ropa, joyas etc.. no se encuentran pegados a la zona afectada, quitalos. Si no estás seguro déjalos.
  2. Aplicar agua fría. Si la quemadura abarca gran parte del cuerpo, hazlo a través de la ducha (el agua ha de ser fría, no helada). Es muy recomendable que el agua corra sobre la quemadura directamente del chorro de la llave.

Es muy importante que tengas claro que no hacer ante una quemadura.

Si ves que la lesión es profunda, la piel se ve carbonizada y el paciente no tiene dolor es evidente que estas frente a una quemadura grave por ningún motivo sigas los remedios de la abuela, por recomendados que estén y buenos que parezcan podrían agravar la situación del paciente, con esto nos estamos refiriendo a no tratar de curar la quemadura con mantequilla, aceite, crema de dientes o cualquier otro remedio natural que nos aconsejen lo mejor es llevar al paciente inmediatamente al médico.

curar quemadura

De igual manera en ningún caso de quemaduras recomendamos este tipo de remedios, es probable que en algunos casos hayan funcionado, pero no todos los tipos de pieles son iguales y podrías correr el riesgo de sufrir algún tipo de infección o que realmente el remedio si te funcionen pero te deje con señales como manchas o cicatrices.

Haremos énfasis en algo muy importante: No todas las quemaduras solares son de primer grado. Esto es algo que tienes que tener en cuenta cuando estás frente a un paciente que ha sufrido quemaduras solares, por lo general un alto porcentaje de personas cree que las quemaduras solares son inofensivas y las tratan con remedios caseros. El grado de una quemadura solar depende de la cantidad de tejido comprometido, de la temperatura del paciente y del estado general de este.

Cuando el quemado presenta un enrojecimiento intenso, fiebre, ampollas y tiene una zona importante de su cuerpo comprometida no está sufriendo una quemadura de primer grado inofensiva, lo más recomendable es bañar al paciente para bajar su temperatura y refrescarlo un poco después llevarlo ante un especialista lo más pronto posible.  

Después de aconsejarte lo que debes y no debes hacer ante una quemadura te describiremos

cómo averiguar el grado de quemadura con el que estás lidiando.

¿De qué grado es mi quemadura?

Aunque en medicina se reconocen hasta 3 distintos grados en los que clasificar quemaduras, nosotros lo simplificamos en:

  • Puedes tratarla sin necesidad de acudir a un especialista
  • Pide cita con tu médico de cabecera
  • No sigas leyendo y dirígete a urgencias.

De primer grado y segundo grado superficial

Cuando nos quemamos con una fuente de calor de mediana intensidad (tras estar en exposición al sol o friendo un huevo) lo normal es que nos encontremos con un color rojizo, resecamiento en la piel y un aumento de sensibilidad. Lo cual será el principal causante de las molestias que sentiremos de ahí hasta su curación.

Este tipo de lesión es denominada por los especialistas quemadura de primer grado y no requiere por lo general de ningún tratamiento. Si te encuentras con una de estas lo único que deberías hacer es aplicar agua fría. En caso de percibir demasiada molestia lo mejor que puedes hacer es tomarte un analgésico como el ibuprofeno.

¿Está empeorando mi quemadura? Cada piel es literalmente un mundo completamente distinto y aunque en algunos casos una exposición al sol podría tener unos resultados mínimos, en otros podría conllevar a manifestaciones mayores.

Si tu quemadura de primer grado comienza a expandirse o mostrar síntomas raros lo mejor que puedes hacer antes de aplicar nada es solicitar cita y enseñarselo a tu médico de cabecera. Él sabrá decirte que sucede y en caso de que sea grave, te redirigirá a un dermatólogo.

Segundo grado profundas y tercero.

En quemaduras de grados superiores es común encontrarse con ampollas (bajo ningún concepto las explotes pues estas protegen la herida de gérmenes), dolor  más intenso o en el peor de los casos nada de dolor (al haberse destruido gran parte de los nervios de la zona).

En estos casos lo mejor que puedes hacer es aplicar agua fría para bajar la temperatura de la piel y dirigirte lo antes posible ante un especialista, manipulando lo más mínimo posible la quemadura.

Cuando la quemadura es ocasionada por un ácido es de vital importancia que dejes correr suficiente agua sobre la parte afectada pues es la única forma de retirar por completo el ácido causante de la quemadura y evitar que este siga corroyendo la piel, en estos casos no olvides usar protección como unos guantes resistentes, de esta manera evitarás lesionarte al entrar en contacto con la sustancia causante de la quemadura. No sobra recomendar que la ropa y los accesorios que entraron en contacto con la sustancia sea tirados a la basura con la debida protección para evitar que alguien más se lesione.

Cómo curar una quemadura
5 (100%) 1 vote