Quemaduras con agua hirviendo

Las quemaduras con agua hirviendo se presentan con gran frecuencia en el hogar. Por lo general este tipo de lesiones suelten ser leves. Afectan solo la primera capa de la piel, tornándose enrojecida, sensible y con dolor.

Cuando se presenta la aparición de ampollas se esta frente a una quemadura de segundo grado. En estos casos es preciso asegurarse de la intensidad de la lesión antes de suministrar cualquier tipo de tratamiento casero al lesionado.

Imágen de quemaduras con agua hirviendo

Si la quemadura fuera más grave se precisa de asistencia medica de forma inmediata. Las quemaduras de tercer grado causadas por agua hirviendo dañan todas las capas de la piel. En ningún caso es aconsejable suministrar algún tipo de tratamiento casero al paciente.

Cuando estamos frente a quemaduras con agua hirviendo lo primero que se aconseja es mantener la calma. Si la lesión es leve tendremos que enfriar la parte afectada con agua al clima. Por ningún motivo se usara agua con hielo o hielo pues la piel podría sufrir daños. Dependiendo de donde sea la lesión, se hará necesario retirar la ropa, joyas y cualquier prenda que este cerca de la zona afectada.




Cuando la quemadura es leve se pueden usar vendas húmedas para mantener fría la zona afectada. Es necesario tener cuidado que la venda quede lo mas suelta posible que no oprima ni apriete la herida así se evitara cualquier tipo de infección.

Si se ve claramente que es una quemadura de primer grado o de segundo grado superficial  se puede tratar en casa. En ambos casos se puede hacer uso de los diferentes tipos de medicamentos que se encuentran en la farmacia de esta manera veremos sanar pronto la herida y evitaremos posibles cicatrices.


[pt_view id=”9fff567by0″]



¿Fue de utilidad el artículo? ¡Ayúdanos calificándolo! Gracias.

Quemaduras con agua hirviendo